MI SALA DE EXPOSICIONES

Safe Creative

Safe Creative #1101190319305

viernes, 23 de diciembre de 2011

Mi fresco romano



Este es el resultado provisional de mi" Giornata", una jornada trabajando a la manera en que pintaban los antiguos artistas romanos, los cuales estaban influenciados por la tradición etrusca y los pintores griegos.
Ha sido toda una experiencia, hemos intentando aprender  una técnica antigua y que perdura en el tiempo sin apenas variaciones.
Intentaré explicaros el proceso a mi manera:
Primero, hay que preparar  tableros de madera  forrándolos con  arpillera de yute de Blangadesh,, esta arpillera se encola con  cola de conejo que se calienta al baño María.
Después se le aplica una primera capa de mortero, grano grueso.
Esto, ya lo tenían preparado los monitores del curso, pues requiere un oreado de al menos ocho horas.










Aquí, hacemos el mortero mezclando cal aérea, polvo de mármol y agua de cal .





Es complicado dar con la mezcla adecuada de áridos y agua.
La temperatura y la humedad del ambiente también hay que tenerla en cuenta a la hora de pintar un fresco, ni mas de 30º ni menos de 5º C.




Mientras se seca el intonaco (enlucido) que aplicamos con una llana, nos dedicamos a realizar la sinopia (dibujo)del modelo que cada cual eligió para su obra.












Después, se perfora el contorno con un punzón y se coloca sobre el trocito de muro que hemos preparado, y que tiene que estar en su punto exacto de humedad.
Para transferir  la silueta al muro, se golpea sobre los agujeros con un spovero (saquito preparado con una tela tipo media relleno de un pigmento rojo, proveniente de la región de Sinop, en Turquía).
También se puede utilizar hollín u otro oscuro.







Así quedó la transferencia al retirar el papel, algo difusa, ya que no perforé todo el contorno de forma uniforme.

Hemos desliado en agua de cal, los pigmentos que necesitamos para nuestro modelo, algunos necesitaran también amoniaco o vinagre.
Los hemos preparado con antelación  porque a partir de ahora comienza un trabajo contra reloj, aplicar pigmentos y redibujar rápidamente antes de que el grado de humedad cambie.















Para terminar, hay que esperar para aplicar la cera de abeja decolorada y mezclada en caliente con amoniaco (jabón de cera).





Si es necesario también podemos utilizar la técnica del temple para rematar la obra (yema de huevo, pigmento y agua de cal), nosotros no la utilizamos, pues el revoque que aplicamos se comportó adecuadamente.

Me gustó esta "Giorrnata romana", el resultado de la obra es provisional ya que hasta que pasen 21 días no sabemos el color definitivo que quedará, se ve que la base absorbe gran parte del pigmento que aplicamos y al solidificar cambia enormemente el aspecto.

Ya os mostraré como queda cuando pase el tiempo adecuado.


 Os deseo que disfrutéis de unos días familiares estupendos ¡¡FELIZ NAVIDAD!! y un AÑO NUEVO lleno de bienes y buenas vibraciones.

Os dejo con el vídeo de la "Giornata" realizado por el equipo docente.





También os remito a la página de una compañera, Susana que hizo muchos kilómetros para asistir al encuentro, en el enlace veréis el paso a paso de su obra.





Publicar un comentario